México no transitará hacia un conflicto social
11 de marzo de 2011

En términos de democracia, México se sitúa en un ranking muy lejano para ser considerado un país democrático; sin embargo esto no desatará un conflicto social como el que se vive actualmente en Libia, asegura el maestro Carlos Lugo, académico del Doctorado en Ciencias Sociales y Políticas de la Universidad Iberoamericana

En su opinión, México no puede transitar hacia ese camino porque en el país existen procesos electorales que van encaminados  a la democracia, y porque hay actores sociales y políticos encargados de vigilar la credibilidad y fortaleza de las instituciones.

“No es el futuro de México porque lo que sucede en Libia es una asunto completamente diferente, ahí hay un autoritarismo de cuarenta y tantos años y aquí tenemos un presidencialismo acotado por las fuerzas políticas. No es factible para mí, sin embargo no sabemos cómo será el devenir histórico en términos generales, pueden presentarse factores que influyan pero no visualizo un conflicto social en México de las magnitudes de Libia, ni a mediano ni a largo plazo”.

Según datos de la Confederación Patronal de la República Mexicana (COPARMEX), contenidos en el Índice de Desarrollo Democrático en México, el país presenta el nivel más bajo de satisfacción frente a la democracia en toda América Latina, con 17 puntos porcentuales por debajo del promedio de la región.

En este sentido, el experto en comunicación y opinión pública señala que el país tiene que transitar a estadios más democráticos, en los que haya una mejor distribución del ingreso y trabajo, con mejores servicios médicos y mayor atención a la pobreza.

“En México hay procesos que semejan la democracia, pero no se ha llegado a establecer el parámetro de la democracia como se debe entender. La democracia no sólo implica contar con elecciones equitativas, sino que la población debería gozar de los recursos económicos que el gobierno administra”.

En su reporte, la Coparmex afirma que de 1995 a la fecha, México acumula un déficit de 7 millones de plazas laborales. Prevé que en 2011 y 2012 se crearán solamente 600 mil empleos, cuando se tendrían que generar por lo menos 800 mil puestos de trabajo al año.

De acuerdo con el académico, en el país hay más de 50 millones de pobres, con salarios muy bajos, comparados con otros países desarrollados. Incluso, apunta, hay regiones donde se sobrevive con un dólar al día.

“Tenemos un servicio educativo público pésimo y una carencia enorme de empleos. El presidente del empleo ya pasó a ser el presidente de la guerra contra el narcotráfico”.

Reitera que la democracia no sólo se mide con los procesos electorales, sino también con el desempeño e imagen de las instituciones, parte fundamental de un Estado.

Precisa que si la persona a cargo de la institución tiene mala imagen en lo público, ésta repercutirá en la percepción de  la sociedad y como consecuencia se creerá que hay una mala operación del organismo.

“Hay un vínculo directo de las personas y las instituciones y eso es lo que muchas veces nos hace percibir que las cosas no funcionan. Por ejemplo, la Presidencia y la figura del presidente se vieron muy deterioradas en el período de Vicente Fox”.

Sin embargo, el maestro Carlos Lugo argumenta que esta percepción está determinada por el momento histórico. “Hay instituciones que por nacimiento tiene una percepción negativa, por su relación y su vínculo”.

El estudio de la Coparmex también señala que sólo el 24 por ciento de los mexicanos muestra interés en la política, el 21 por ciento piensa que en el país se  gobierna para todo un pueblo, y el 62 por ciento considera que algunas personas o grupos tienen tanta influencia que los intereses de la mayoría son ignorados.

De acuerdo con el académico, la ingobernabilidad es uno de los riesgos que se corren para el deterioro de la imagen y credibilidad de las instituciones, en este caso de la Presidencia.  “Un  presidente y la institución que representa con una  imagen deteriorada en la opinión pública nos puede llevar a pensar que existe un mal gobierno”.

Concluye que para situar a las instituciones de gobierno en niveles democráticos, éstas deben contar con procesos administrativos transparentes, equitativos, y servicios bien equilibrados.

KST

 
 

Dirección de Comunicacion Institucional
Carlos Deveaux Homs, Director.
Francelia Vargas Martínez, Coordinadora de Información.
francelia.vargas@uia.mx

Prol. Paseo de la Reforma 880, Col. Lomas de Santa Fe Edificio T, nivel 5, México, 01219, D. F. Tel. +52 (55) 5950-4197

 
¿Te interesan estos temas?
 
Ve nuestra oferta educativa
 
Posgrados
Doctorado en Ciencias Políticas y Sociales
   
Especialidad en Obesidad y Comorbilidades
   
Maestría en Nutriología Aplicada